La encías retraídas son una afección bucodental que conlleva una progresiva pérdida del tejido de soporte dentario y que lleva a poner al descubierto la raíz del diente, y puede conllevar a la perdida de la pieza dental.

Los motivos más habituales por los que aparece dicha retracción son la periodontitis, un cepillado agresivo, una ortodoncia muy agresiva, un traumatismo bucodental, el tabaquismo o los piercings en la lengua.

Causas de las encías retraídas

Las causas más comunes por las cuales se puede producir la retracción de las encías pueden ser:

  • Acumulación de placa bacteriana. Como hemos hablado ya en otras ocasiones, la acumulación de placa puede provocar enfermedades como la gingivitis y
  • Un cepillado de dientes demasiado agresivo o la utilización de cepillos con excesiva dureza, puede conllevar sangrado y una paulatina pérdida de la encía.
  • Traumatismos. En ocasiones los golpes en la boca causados por accidentes, o incluso por la práctica de algunos deportes, también pueden provocar la retracción de las encías.

Como se cura las encías retraídas

Cuando la causa del retraimiento de las encías es un cepillado demasiado agresivo, primero debemos de empezar a cepillarnos los dientes de manera más suave ya que el tejido no vuelve a crecer.

En caso de que considere necesario el tratamiento, el dentista podrá llevar a cabo uno de los dos siguientes tratamientos:

  • Injerto de encía: Es una cirugía que consiste en extraer una pequeña muestra de tejido del paladar para posteriormente colocarla en la zona donde la encía se ha retraído.
  • Estiramiento de encía: Es un tratamiento similar al injerto. Sin embargo, es más sencillo, ya que se lleva a cabo cuando la retracción es menor.

Los profesionales de la Clínica Vermont, dentistas de confianza en Chamartín, son expertos en tratamientos para cuidar tu salud dental. Para más información no dude en acudir a nuestra clínica.

 

Si te es más cómodo contacta con nosotros desde WhatsApp!
Powered by